Translate

lunes, 31 de enero de 2011

LITURGIA DEL CREPÚSCULO


Aunque ya puse un sencillo homenaje, hoy compartiremos dos poemas de una serie, de mi querida colega y amiga española, María Teresa Bravo Bañón. La foto, es de Luis Omar El Gabry Bravo.

LITURGIA DEL CREPÚSCULO

Dice Mayte: No hay momento más mágico para mí que el Crepúsculo, siempre que puedo, como un rito , me voy a pasear por alguna de nuestras playas cercanas. Allí mi soliloquio es fértil, le hablo a la Madre-mar, Padre-mar, me escucha, lo escucho . Invierto en mi paz , en ese momento de la huída del mundo cotidiano que nos carga de pequeños arañazos, de problemas a veces nos parecen grandes pero que el mar, la mar, me disuelve .
Aquí os presento mis :


DIÁFANAS TARDES SOBRE EL CABO
En las diáfanas tardes de Abril
acudía para escuchar el mar doble
de la cala hasta el pequeño cabo.

Subía al viejo faro, ciego ya,
bastión de remotas tormentas,
vigía permanente abrazado de espuma,
testigo de antiguos naufragios y derrotas.

En mi afán de trascendencia besaba sus piedras
para que, cuando viento y mar- desbocados los siglos-
le arrancasen hasta los cimientos y los convirtieran
en mansa arena de playa o de clepsidra,
siguieran repitiendo el eco
de aquel inflamado beso por encima de mi boca de ceniza.


LA PLEAMAR DE LA PRÓXIMA LUNA

Ya no tengo la paciencia de esperarte
a que llegues a mis Playas de Poniente
como pleamar en la próxima luna.
Me consume la sal.

Aquí sólo quedan calcinadas vértebras
de varadas ballenas y violáceas cabelleras de medusas.
Rodearé tu cuello en el cabotaje corto de mis brazos,
mis muslos serán enredaderas de espuma
resbalando por tus acantilados del deseo.

Seré el eterno gemido de los guijarros
cuando el mar retrocede y se adentra de nuevo.
Flujo y reflujo
-oscilación perversa-
armonía de Universo conjugado.
Atolones de lumbre tatuarán tu espalda
por entre las yemas de mis dedos.

Seré el maremoto
de a donde quieras conducirme .
Esta sed es de siglos .
Moriré en tu lenta caricia; mientras me sacias
con agua fresquísma de tus ríos interiores.

(DE ES UN CRIMEN TALAR EL ALMENDRO FLORECIDO, 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario