Translate

martes, 11 de enero de 2011

Adiós, hasta siempre


María Elena Walsh, nos dejó un valioso legado en obras literarias, pero por sobre todo ello, el afecto. Sus amigos, desgranaron en los medios, testimonios llenos de anécdotas y comentarios, en lo que sobresalió su amor por los niños y su virtuosismo a la hora de expresarse con un lenguaje simple y sentimental.

Hay en internet, bastante material, como para hacer una gran nota de investigación, no obstante, quiero destacar el blog http://www.silvitablanco.com.ar/ Con un buen diseño y contenidos, no fue necesario continuar en la búsqueda.

De allí, tomé algunos datos referenciales, para ofrecerle a mis lectores, algo simple, pero cargado de emociones.

Textualmente, el sitio destaca que: ‘Este material invalorable esta a disposición de niños docentes y la familia para conocer y disfrutar la Obra de esta Maravillosa Juglar Argentina , para entretenimiento cultura y educación.

Agradezco al sitio Cancionero.com en el cual he encontrado las letras de las canciones de María Elena Walsh, la música la he convertido en wav y editado como así también he realizado todos los diseños con imágenes de Ruth Morehead y muchísimos otros artistas recibidos a través de grupos de diseño de los cuales soy miembro. Silvita Blanco.’

Algunos aspectos de su vida
María Elena Walsh nació el 1 de febrero de 1930 en Ramos Mejía, ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Un año antes de finalizar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes publicó su primer libro (en 1947), “Otoño imperdonable”, que recibió el segundo premio Municipal de Poesía

En Francia, junto con Leda Valladares formaron en los años '50 el dúo “Leda y María” y actuaron en varias ciudades como intérpretes de música folclórica argentina recibiendo varios premios.
Por esa época comenzó a escribir versos para niños. Sus canciones y textos infantiles trascendieron lo didáctico y lo tradicional: generación tras generación sus temas son cantados por miles de niños argentinos.

En los años ‘60 publicó, entre otros, los libros “El reino del revés”, "Cuentopos de Gulubú", “Hecho a mano” y “Juguemos en el mundo”.
En los ’70 volvió a la Argentina y en 1971 realizó el filme “Juguemos en el Mundo”.

Escribió guiones para televisión y los libros “Tutú Maramba”, "Canciones para mirar", “Zoo Loco”, “Dailan Kifki” y “Novios de Antaño”.

En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, en 1990, Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba y Personalidad Ilustre de la Provincia de Buenos Aires.
En 1994 apareció la recopilación completa de sus canciones para niños y adultos y en 1997, “Manuelita ¿dónde vas?”

Su pensamiento:
María Elena Walsh dijo que:" Los huérfanos de madre tenemos unas carencias afectivas curiosas. O al menos yo.

Recuerdo mi adolescencia como una larga etapa poblada por músicas anglosajonas. Externas. Me horrorizaba todo lo castizo, y de lo hispano casi solamente me atraían los folklores indígenas.

Hasta que un día escuché una voz especial. Algo que me sonaba a eso tan inexplicable que es el afecto. A nana. A cultura oral. A pasillo de mi casa. A pan recién amasado. A lo que debía haber conocido desde siempre pero que me era completamente nuevo. María Elena Walsh se convirtió desde entonces en algo más que una compositora, una cantante, una escritora. Más que una hermana, incluso.

Poco a poco comprendí que esa era una manera de comunicarse mucho más fértil, mucho más audaz y mucho más universal que la de tararear las músicas de los Beatles. Y me profesionalicé para seguir adelante con el mensaje afectuoso de la Walsh “Madraza del idioma, España mía, te venere yo ahora y en la hora de morirme de amor por las palabras…” de Cancioneros.com

María Elena, nuestra Juglar, partió el 10 de enero de 2011, vivirá siempre en nuestros corazones niños.’

Gracias Silvita por este invalorable aporte a Abalorios Poéticos.

También sumamos en este homenaje, a nuestro lector de Málaga:
http://algundiaenalgunaparte.wordpress.com/2011/01/11/in-memoriam-maria-elena-walsh/

‘La cantautora y escritora María Elena Walsh, símbolo de la literatura y la música para niños y con reconocimiento internacional, murió este Lunes a los 80 años en un sanatorio del barrio porteño de Palermo (Buenos Aires), donde estuvo internada durante el último mes a raíz de una prolongada enfermedad.
Walsh, era hija de un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra y una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza. Se hizo conocida en el mundo hispano por sus narraciones y canciones infantiles y por sus personajes conmovedores.
Especialmente famosa por sus obras infantiles, entre las que se destacan el personaje/canción Manuelita la tortuga y los libros Tutú Marambá, El reino del revés y Dailan Kifki, es también autora de difundidas canciones populares para adultos, entre ellas Como la cigarra, Serenata para la tierra de uno y El valle y el volcán, entre otras.
Más creatividad:
Entre sus obras:

Otoño imperdonable (1947)
Apenas viaje (1948)
Baladas con Ángel (1951)
Casi milagro (1958)
Hecho a mano (1965)
Juguemos en el mundo (1970)
Cancionero contra el mal de ojo (1976)
Novios de antaño (1990)
Desventuras en el País-Jardín-de-Infantes (1993)

Literatura infantil:

Tutú Marambá (1960)
El reino del revés (1964)
Zoo loco (1964)
Daila Kifki (1966)
Cuentopos de Gulubú (1966)
Aire libre (1967)
El diablo inglés (1974)
Angelito (1974)
El país de la Geometría (1974)
La Sirena y el Capitán (1974)
Chaucha y palito (1977)
Discografía:

Canciones para mirar. (CBS 1098)
Canciones para mí (CBS 1097)
El país de nomeacuerdo (CBS 1113)
El país de la Navidad (CBS 1762)
Cuentopos (CBS 1115)
Cuentopos para el recreo (CBS 1125)
Juguemos en el mundo (CBS 8830)
Juguemos en el mundo II (CBS 18.969)
El Sol no tiene bolsillos (CBS 19.107)
Como la cigarra (CBS 19.311)
El Buen Modo (Microfón SE 573)
De puño y letra (Microfón SE761)

Mas allá de todas su canciones populares, deseo dejarles dos que en lo personal, me han seguido por años, en especial, cuando aún cantaba, acompañada por mi guitarra:

COMO LA CIGARRA
María Elena Walsh

Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aquí,
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,
y seguí cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que sobreviviente
que vuelve de la guerra.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui
sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,
y seguí cantando.

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

SERENATA PARA LA TIERRA DE UNO
María Elena Walsh
Porque me duele si me quedo
pero me muero si me voy,
por todo y a pesar de todo, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Por tu decencia de vidala
y por tu escándalo de sol,
por tu verano con jazmines, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Porque el idioma de infancia
es un secreto entre los dos,
porque le diste reparo
al desarraigo de mi corazón.

Por tus antiguas rebeldías
y por la edad de tu dolor,
por tu esperanza interminable, mi amor,
yo quiero vivir en vos.

Para sembrarte de guitarra
para cuidarte en cada flor,
y odiar a los que te lastiman, mi amor,
yo quiero vivir en vos.
descargar aquí: serenata para la tierra de uno

Y esta letras, increíblemente bellas, son un lujo en este blog. GRACIAS MARIA ELENA POR TODO LO QUE NOS DEJASTE

CANCIÓN DE CAMINANTES
María Elena Walsh

Porque el camino es árido y desalienta,
porque tenemos miedo de andar a tientas,
porque esperando a solas poco se alcanza
valen más dos temores que una esperanza.

Dame la mano
y vamos ya.

Si por delicadeza perdí mi vida
quiero ganar la tuya por decidida.
Porque el silencio es cruel, peligroso el viaje,
yo te doy mi canción, tú me das coraje.

Ánimo nos daremos a cada paso,
ánimo compartiendo la sed y el vaso.
Ánimo que aunque hayamos envejecido
siempre el dolor parece recién nacido.

Porque la vida es poca y la muerte mucha.
Porque no hay guerra pero sigue la lucha.
Siempre nos separaron los que dominan
pero sabemos hoy que eso se termina.

MIS GANAS
María Elena Walsh

Mis ganas de verte
son como racimos de uvas celestes
mis ganas son como el brillo de la manzana
son como gotas de rocío
que una por una forman un río
son como lágrimas sin llorar
que en mis adentros alzan un mar
mis ganas de verte
son como la furia que lleva el torrente
mis ganas son mas audaces que pino en llamas
son como niño de rodillas en el país de las maravillas
como relámpagos de maíz atravesando un mundo feliz
mis ganas de verte son
tristes y altivas como un león.

del Álbum : De Puño y Letra


ALBA DE OLVIDO
María Elena Walsh

Madrugada, hora cero, resucito en tinieblas y espero, mientras oigo el rocío caer allá lejos al amanecer

Madrugada de cenizas por afuera la noche agoniza y retumba un oscuro tambor en el fondo de mi corazón

Alba de olvido, vuelvo quizás de un país entre sueños perdido donde siempre me quieres hablar con las mismas palabras del mar..

4 comentarios:

  1. Hola, María Evelia......perdona si me costó relacionar tu nombre con el nombre de tu blog, la verdad es que llevo poquito tiempo en estos menesteres de la red.
    Pero ya no conocía, claro. Y me parece muy interesante. Tienes un currículum estupendo. Felicidades por toda la actividad que llevas. Gracias por tu correo y tu interes en mi blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bellísimos poemas los que releo con emoción. Yo trabajo en mi clase de primaria a María Elena como un proyecto de compartir los poetas de las nacionalidades de las que son originarios mis alumnos . Aquí quiero añadir mi mejor homenaje con este poema infantil, creado colectivamente a partir de las descripciones que me dieron mis alumnos.
    Un abrazo



    LA TORTUGA

    Casa a la espalda
    como una media rueda escondida.
    o La D de DANIEL.
    Es como la uña de un gigante,
    un culito sin raja,
    la casa de un pingüino
    a la espalda,
    O un barquito tumbado.

    Llevan un peto las ninjas,
    como los granjeros.

    Su cabeza es de pequeño dragón,
    O como la de serpiente pero sin temor,
    o como un ratón con orejas cortadas.

    Sólo es como la de un dinosauurio
    la del aligator, la que come peces.

    Sus 4 patas de elefantito,
    la cola es un tobogán
    y siempre que corre gana a la liebre.




    Poema colectivo con parvulitos de 5 años

    ResponderEliminar
  3. Hermoso. Demasiado bello en estos tiempos donde la hostilidad gana terreno. Gracias

    ResponderEliminar