Translate

domingo, 14 de febrero de 2010

Al amor y los que se atreven a amar



Amores con letra y música

El amor ha sido, es y será, motivo de inspiración para variadas expresiones artísticas. Hay íconos que son como alegorías y en este sentido, “El beso”, la escultura de mármol de Auguste Rodín (1840-1917), considero que es una de las más significativas. Romeo y Julieta, el incomprendido y desesperado amor adolescente y entre millones de opciones, elegí para ilustrar estos textos una de mis pinturas preferidas, un detalle de El beso de Gustav Klimt

Según el investigador José Luis Catalán Bitirán, al hablar de los ‘Sentimientos amorosos’, dijo que ‘Las emociones de amor se caracterizan por ser acciones en las que se dan intercambios generosos con la persona, objeto o colectivo amado. Un amor completo es una acción (o sería mejor decir proyecto: conjunto de acciones sucesivas) con un principio, un desarrollo y un fin’.

De acuerdo a esta definición más bien técnica, si hablamos de ‘fin’, se diluye el concepto de ‘amor eterno’, o tal vez, el sentido del amor infinito, es aquél que perdura aún después de la muerte, como un sentimiento imposible. Puede ser que el juramento de ‘hasta que la muerte los separe’, perdura más allá de una simple promesa. Lo cierto es que dicen que‘el amor es una cosa maravillosa y que puede mover montañas’. De tantos poetas que hablaron de amor, amerita recordar a Pablo Neruda, Gustavo Adolfo Becquer, Mario Benedetti, Gabriela Mistral, Rubén Darío, Amado Nervo, Federico García Lorca, Alfonsina Storni, Antonio Machado y porque no, a Sandro, nuestro ‘gitano’ de Argentina, que hace tan poco tiempo nos dejó y con cuyas canciones, se enamoró tanta gente de su época.


Muchos intentamos definir al amor. Francisco de Quevedo, dijo que:

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.
Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo;
enfermedad que crece si es curada.
Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
¿Mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!


Elegimos dos miradas diferentes, aunque desearíamos compartir varios. Son breves y muy profundos:

Corazón Coraza de Mario Benedetti


Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.


Y compartimos la mirada íntima de Alfonsina Storni para

La caricia perdida

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?
Muchos poemas fueron musicalizados y muchos temas se hicieron inolvidables. Los de generaciones pasadas, recordarán entre tantos, a José Luis Perales, a Roberto Carlos con su “Amada, amante” y aquí va la letra, para quienes deseen recordarlo.

Este amor que tu me has dado,
amor que no esperaba,
es aquel que yo soñé.

Va creciendo como el fuego,
la verdad es que a tu lado,
es hermoso dar amor.

Y es que tú.. amada amante,
das la vida en un instante,
sin pedir ningún favor.

Este amor siempre sincero,
sin saber lo que es el miedo,
no parece ser real.

Que me importa haber sufrido,
si ya tengo lo mas bello,
y me da felicidad.

En un mundo tan ingrato,
solo tú amada amante,
lo das todo por amor..

Amada amante..
amada amante..
amada amante..
amada amante..

Y es que tu amada amante,
das la vida en un instante,
sin pedir ningún favor.

Este amor siempre sincero,
sin saber lo que es el miedo,
no parece ser real.

Que me importa haber sufrido,
si ya tengo lo mas bello,
y me da felicidad..
En un mundo tan ingrato..
sólo tú amada amante..
lo das todo por amor.

Amada amante..
amada amante..
amada amante..
amada amante..

Más cercana en el tiempo la Canción que Donato y Stefano hicieron tan popular “Que estoy enamorado” y les regalamos la letra.

Quiero beber los besos de tu boca
como si fueran gotas de rocío
y allí en el aire dibujar tu nombre junto con el mío.

Y en un acorde dulce de guitarra
vaciar locuras en tus sentimientos
y en el sutil abrazo de la noche sepas lo que siento.

Que estoy enamorado
y tu amor me hace grande
que estoy enamorado
y qué bien, y qué bien me hace amarte


Dentro de ti quedarme en cautiverio
para sumarme al aire en que respiras
y en cada espacio unir mis ilusiones junto con tu vida.

Que si naufrago me quede en tu orilla
y de recuerdos solo me alimente
y que despierte del sueño profundo solo para verte.

Que estoy enamorado....

El poeta Francisco Garzón Céspedes también habló del amor y dijo que “Lo humano siempre está primero. Y yo lo priorizo. ¿Cómo podría ser de otro modo? Porque no se trata de amar, se trata de amar con calidad.
El amor me resulta cercano. El amor es horizonte habitado por todo lo que somos. El amor es agua iluminada.
Si, para mí mi pareja está primero es también porque para mi pareja yo estoy primero. Amar es construir y propiciar que se construya. Por tanto, la pareja, cualquier forma de amor y de amistad, no puede ser un obstáculo para el desarrollo y el crecimiento, para que uno se realice, se comunique y sea útil.”

Muchos temas de la época de nuestros padres y abuelos, fueron recreados, como en el caso de Luis Miguel, interpretando en sus fastuosos y prolijos shows, las letras de Manzanero. Pero doblemente interesada por los cantautores, le damos hoy un espacio al grupo ‘La Quinta Estación’.

En estos últimos meses, la canción “Recuérdame”, marca ‘tendencia’ entre gente de todas las edades. Los cantautores Marc Anthony y Natalia Jiménez, forman un dueto imposible de olvidar.

Este grupo español, estrenará el 10 de Marzo, un nuevo disco, titulado ‘Sin Frenos’. Contiene 14 canciones inéditas, incluyendo ‘Recuérdame’ y coincidentemente con el norteamericano “Día de los Enamorados”, comparto con ustedes su letra.
‘Que te quería’, es el primer sencillo, de este nuevo trabajo discográfico del ahora dueto Ángel Reyero y Natalia, quienes regresan después del disco El Mundo Se Equivoca (2006).
Alguien relató maravillosamente, una historia de amores y desencuentros y dijo que ‘tarde o temprano llegará el momento de partida, una pareja sufrirá un distanciamiento muy doloroso y que podría significar la pérdida del amor que se sienten el uno al otro. Sin embargo, ambos tratan de hacerse recordar este amor y calor para que siempre perdure.’

Recuérdame
Quinta Estación y Marc Anthony

Recuérdame cuando duermes y adivino lo que sueñas
cuando lejos de nuestra cama es a mí en quien piensas.
Recuérdame.

Recuérdame cuando parta y no regrese a nuestra casa
cuando el frío y la tristeza se funden y te abrazan.
Recuérdame.

Recuérdame cuando mires a los ojos del pasado
cuando ya no amanezca en tus brazos
Y que seas invisible para mí, para mí.

Recuérdame amándote
mirándote a los ojos
atándome a tu vida
recuérdame amándote
esperándote tranquila
sin rencores sin medida
recuérdame, recuérdame
que mi alma fue tatuada en tu piel.

Recuérdame cuando sientas que tu alma está inquieta.
Si el deseo y tu amor no me calientan.
Recuérdame

Recuérdame
cuando mires a los ojos del pasado
cuando ya no amanezca en tus brazos
y que seas invisible para mi, para mi.

Recuérdame amándote
mirándote a los ojos
atándome a tu vida
recuérdame amándote
esperándome tranquila
sin rencores sin medidas
recuérdame, recuérdame
que mi alma está tatuada en tu piel.

Recuérdame amándote
mirándote a los ojos
atándome a tu vida
recuérdame
Recuérdame que mi alma fue tatuada en tu piel.

Y bueno, amigos, FELIZ DIA DE LOS ENAMORADOS a los que reciben un ramo de rosas y los que celebran estar juntos sin reclamar más obsequios de la vida. A los que en vano esperan un “Te amo” que no llega y los que aman sin esperar nada. A tantos que una vida entera amaron sin ser correspondidos y los que pueden estar juntos una vida amándose. Y ahora si, escribe y comenta como ha sido tu vida en los brazos del amor...o no, diría Mario Benedetti.

Porque..."El amor, es el ala veloz que Dios,le ha dado al alma, para que vuele al cielo"

María Evelia Pérez Nicotra
San Luis, 14 de febrero de 2010
6.40 AM

viernes, 12 de febrero de 2010

No olvidar a nuestros creadores es una consigna


Añorar la tierra

Por María Evelia Pérez Nicotra-25.07.09

Enzo Lanzone, ya no está entre nosotros, pero sus versos aún laten en el aire. Por su exquisita pluma y ese amor por su patria chica, que recitaba con su gruesa e inconfundible voz, este pequeño homenaje, desde mi recuerdo.

Transitó sus jóvenes años en Concarán y de allí, en Buenos Aires, al tradicional Café Tortoni como Secretario del Ateneo Poético Argentino, donde sus poemas, con cierto tono lunfardo, empezaron a tomar vuelo.

Integró diversos grupos literarios, compartiendo antologías con poetas uruguayos y ya de regreso a San Luis, compartió “Portales de Plata”, con escritores del Círculo de los Poetas, que también lleva un capítulo de esta aprendiz de poeta.
De allí elegimos este bello y descarnado poema, de fuerte reclamo social, escrito en Buenos Aires, en 1985.

“Volver a San Luis”

Quisiera volver al pago
Y ser otra vez un chango.
Soñar, mirando la luna
Volar, mirando los pájaros.
Viajar por el río Conlara
Aunque de papel sea el barco.
Cantar como El Chorrillero
Jugueteando entre los álamos
Silbar como silba a veces
Al cruzar los alambrados.
Claro, me tendría que olvidar
Que hay obreros sin trabajo,
Niños que se mueren de hambre
Y tantos desesperados.
Todo porque a unos pocos
Les sobra lo que no ganaron,
Suciedad de sociedad,
Zánganos de guantes blancos.
Me tendría que olvidar
Que debo ir al mercado
Y cuando compro mi pan
No sentir que me han robado.
Si cuando escucho discursos
Por televisión o radio,
Pudiera volver a creer
Y vivir esperanzado.
Si pudiera ver un día
Un corrupto condenado.
Si se pudieran unir,
los pueblos americanos
luchar en contra del hambre
contra el oprobio y el asco.
Si no tuviera este oficio
De pensar y andar rimando.
Qué lindo sería volver
Otra vez y ser un chango,
Soñar mirando la luna
Volar, mirando los pájaros!”

jueves, 11 de febrero de 2010

Álbum de vida poética



Hoy: Pedro Miguel Obligado

Hay poetas, que con su voz taciturna, tienen un don especial. Del álbum de su vida, sacan los recuerdos más pesarosos y los confiesan en una hoja, con una intensa constancia, o buscan su inspiración en la tristeza. Pedro Miguel Obligado, es a mi parecer, uno de ellos. Señaló “que la lluvia, no dice nada”, que “no tiene importancia”.

Su poema “Melancolía” comienza diciendo que “Es otoño. Estoy solo. Pienso en ti. Caen las hojas”. Le escribió versos “A un muerto desconocido” y también se detuvo a imaginar en la “Elegía a la muerte de las violetas”. Allí, en un bello juego metafórico, habla de las

“Flores que son miradas de las tardes,
Caídas en la tierra;
Cuyas corolas guardan todavía,
La oscuridad azul de las ojeras. “

En Lied, musita...

“Ella me miró y me dijo:
-Estoy sola, se hace tarde,
Y, al fin, sé que no me quieres
¿No te parece bastante?

Y siguen sus tal vez, erráticos pasos por la vida o su falta de seguridad, reivindicando sus angustias en “A pesar”, un poema intimista, en el que se confiesa y justifica su dolor ante el mundo, al decir que

“A pesar de la lucha cotidiana
Conservo en mí una paz que me ennoblece
Y a pesar de que el mundo me entristece
Vuelvo a confiar en él cada mañana.

No me deprime la injusticia humana,
Ni me mancha el dolor que me ensombrece
Lo mismo que la noche no ennegrece
Con su paso, el cristal de la ventana…

Y aunque la incomprensión me desespere,
Disimulo la herida a quien me hiere
Y tengo la bondad de sonreír.
Y así por el amor en que he crecido
Sufriendo como todos, he cumplido
Con el alto heroísmo de vivir.

De indiscutible experiencia, supimos más de Pedro Miguel Obligado en su libro “Que es el verso” (1964) de la Colección Esquemas, encontrado en una Librería descubierta recientemente en San Luis, que posee joyas de libros antiguos. De familia de renombrados escritores, Obligado se doctoró en Derecho y Ciencias Sociales, aunque su vocación siempre fueron las letras. Luego de importantes publicaciones, recibió el Premio Provincial de Letras por “Melancolía” editado en 1946, con Prólogo de Leopoldo Lugones. Fundador de la Sociedad Argentina de Escritores y de la Sociedad Amigos del Libro, fue además miembro de la Academia Argentina de Letras. Más allá de los comentarios casi anecdóticos del presente texto, dejó un legado importante para las letras de Argentina.


Texto: María Evelia Pérez Nicotra