Translate

jueves, 15 de abril de 2010

Cancioncilla de otoño


Yo soy como Entre Ríos,
la del feliz otoño,
abril de los diamantes,
mayo de plata y oro,

Más que la primavera
es el abril, dichoso,
serenidad, dulzura,
frescura y abandono.

Más que el octubre inquieto
es nuestro mayo, hermoso;
cristales y rocíos
y azul y plata y oro ...

Viene sabiduría
junto con el otoño;
la vida apaciguada
descubre su tesoro.

Su miel acendra el alma;
la soledad, en torno
del alma, es un fecundo
silencio luminoso.

Las rosas son más puras,
miran mejor los ojos;
es claro el pensamiento
y el sentimiento es hondo ...

Una canción quisiera
del más fino decoro;
zarcillos de rocío
temblando en los pimpollos.

La simple cancioncilla
que es fugitivo elogio;

tejido de armonías
que se deshace pronto ...
¡Para ensalzar la pulcra
condición del otoño!

Andrés Chabrillón (poeta).

NOTA: Buscando a un poeta de Entre Ríos, me encuentro con un blog que reúne varios. Seguiré buscando, su seudónimo es Landente, su nombre Orlando. No obstante, encontrar a Chabrillón, ha sido algo importante para compartir con mis lectores. La Administradora del Blog -16.04.2010. 4.00 am.-

Andrés Chabrillón- Nació en Paraná, Entre Ríos el 20 de septiembre de 1887 y falleció en 1968 en Buenos Aires. Poeta, escritor, conferencista y profesor de literatura argentino, viajó por Europa y América.
En 1911, publicó su primer libro de poemas, titulado A la luz de una sombra, de singular trascendencia por su contenido poético y su originalidad. Su sentido creador, sin desmedro de los valores estéticos, suscitó la adhesión calurosa de poetas y escritores jóvenes, especialmente en Chile y Centroamérica.

Es considerado uno de los adelantados del Creacionismo que se encendió en Huidobro y Reverdy. Manejó lo histórico, lo concreto, lo pintoresco, lo objetivo, lo artificial, y a veces asimiló algunos elementos del simbolismo, del Parnaso y del decadentismo (componentes básicos de su fórmula revolucionaria). Como lo haría Mastronardi en el movimiento siguiente, Chabrillón pondría una punta de lanza bien entrerriana entre la "Kermesse" modernista porteña.

Perteneció al grupo de bohemios que solían reunirse en el histórico Café de los Inmortales de Buenos Aires. Evaristo Carriego, Ghiraldo, Alvaro Melián Lafinur, Enrique Banchs, Juan Pedro Calou, Roberto F. Giusti, Alfredo Bianchi, Juan Pablo Echagüe, Hugo de Achával, Natalio Botana, Alberto Gerchunoff, Charles de Soussens, Roberto J. Payró, Luis Doello Jurado, Edmundo Montagne, Bernardo González Arrili, Domingo Robatto, Héctor Pedro Blomberg, Federico Carlando, Juan Francisco Palerino, Fernán Félix de Amador y el vizconde Emilio de Lascano Tegui, eran algunos de los poetas y escritores que solían tratar con Chabrillón.

Se graduó de Abogado en 1913 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Fue abogado y magistrado. Ejerció su profesión de abogado y juez en las provincias de Entre Ríos y Misiones.
En 1918 se radicó en Concordia, Entre Ríos, donde vivió hasta 1962, año en que se mudó a Buenos Aires, donde transcurrió los últimos años de su vida hasta su muerte acaecida en 1968.

No hay comentarios:

Publicar un comentario