Translate

viernes, 6 de abril de 2012



Bienvenida
Para escribir, solo hacen falta dos cosas: desear expresarnos a través de las letras y concretar nuestros sentimientos en una amistosa hoja de papel, sin buscar tanta técnica ni dejar que se enfríe nuestro corazón.
Si te sientes feliz pintando, toma la paleta y juega con los colores. Allí verás tu ser definido en matices y texturas.
Si cantando abres el cofre de tu interior, lleva cada nota a los oídos del mundo, pero exprésate y así sentirás la alegría de liberarte.
Si me preguntas como se hace un libro, te diría algo que escuché hace tiempo ‘hoja por hoja’. El único error que puede haber en un texto escrito con la mente y el corazón, es pensarlo pero no hacerlo, no intentarlo, maniatando y anulando nuestras emociones.
Bienvenida Edith Despouy a Abalorios Poéticos, porque ‘se hace camino al andar’…


Algunos árboles, nosotros dos y Lara


Era una madrugada de principio de otoño. Regresaba de uno de mis viajes, a mi nuevo hogar. A través de la ventanilla pude visualizar que todavía las montañas mantenían un verde intenso y se respiraba un verano que no quería marcharse. Algunos árboles en las angostas calles comenzaban a mostrar su vestimenta rojiza y ocre. Descendí del ómnibus y allí estaban los dos... Con una dibujada sonrisa, acercó sus labios a los míos dandome la bienvenida.


Ella, movía la cola sin cesar, aguardando su momento. Luego se abalanzó sobre mí, queriendo trepar por mi cuerpo para lamer mi rostro. La deje hacerlo...
Él tomó mi cintura y los tres partimos, otra vez juntos!
Pasamos a saludar a mi madre que estaba despierta esperando, para darme su cálido abrazo maternal.


Transcurrieron los días… Las montañas ya comienzan a perder su verde, como a mi llegada y lentamente su tonalidad se irá transformando a un gris indefinido. Los arbustos dejarán sus tupidos follajes salpicándose de tintes amarillentos.
Los amaneceres serán tardíos, el piar de los alegres y revoltosos pájaros se escuchará más tenue y el sol debilitado, hará su aparición por menos tiempo sobre mi cerro en la casita feliz.


Entonces comprendo. El invierno se avecina también para las mariposas. Y reflexiono…No dejaré helar mis huesos. Solo cerraré mis alas y en letargo quedaré en espera, "para que acontezca un renovado nacer en la próxima primavera".......


FOTO: MASCOTASS.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario