Translate

lunes, 4 de marzo de 2013

Los Borges y mis utopías

Foto: Norah y Jorge Luis Borges Al recordar que un día como hoy, de 1901 nació en Bs. As. la artista plástica NORAH BORGES, respiramos talento y se vienen a mí, los recuerdos.// Oleos, dibujos, diseños con lírico candor, la convirtieron en una de las más prestigiosas ilustradoras de su época. // Su formación artística comenzó en Suiza, cuando viajó la familia por la ceguera progresiva de su padre, el abogado Jorge Guillermo Borges. Ya en España recorre Barcelona, Palmas de Mallorca, Sevilla, Granada y Madrid. Aquí hizo amistad con Juan Ramón Jimenez ilustrando algunos poemas del escritor. // En marzo de 1921, regresan en barco a Buenos Aires. Como pintora naif, Norah se vinculó a la vanguardia literaria formada por el Grupo de Florida. Ambos intervinieron en las revistas Mural y Martín Fierro. // También ilustró la tapa del primer libro de su hermano Jorge Luis Borges titulado ‘Fervor de Buenos Aires’. // En 1926, expuso óleos, xilografías, acuarelas y tapices en la Asociación Amigos del Arte. Dos años después, contrajo matrimonio con el escritor y crítico español Guillermo de Torre con quién tuvo dos hijos.// Militaba en un movimiento feminista antifascista al que también pertenecía Silvina Ocampo Vivió un desafortunado episodio con su madre al vociferar contra el Presidente Perón, encono que se trasladó después a su hermano Jorge Luis.// ‘Platero y yo’ de Juan Ramón Jiménez, cuenta con viñetas de Norah, ilustrando tapas de libros de muchos escritores, como Adolfo Bioy Casares y Julio Cortázar. Entre sus actividades poco conocidas, está la de ejercer la crítica de arte en Anales de Buenos Aires, bajo el pseudónimo de Manuel Pinedo. Por otra parte, diseñó la escenografía de una obra teatral de Federico García Lorca.// Norah Borges, con quien tal vez nos cruzamos en alguna muestra de arte, se llamaba en realidad Leonor Fanny Borges Acevedo y su hermano la apodó Norah en uno de sus textos. Realizó xilografías para la Revista Proa, trabajando además en temas religiosos y un santoral.// Entre las librerías de Avenida Corrientes, que constituyen un imán cada vez que regreso a Buenos Aires, he logrado ediciones de Proa, que atesoro en mi Biblioteca y sus tapas, tienen el sello artístico inconfundible de Norah Borges.// Norah, falleció el 20 de julio de 1998. Sus restos descansan en la bóveda familiar del cementerio de La Recoleta en Buenos Aires, Argentina.// Conocer a Borges Escuché al poeta en el Museo que habita la emblemática Plaza Francia cuando era titular de Turismo en la Casa de San Luis en Buenos Aires y gracias a una gestión del Estado Provincial, se invitó en especial a los residentes puntanos en Capital Federal e esa disertación de lujo, en la que recorrió los momentos más cruciales de su vida. Su voz entrecortada se escuchaba como en soledad, ante un público hermético que al finalizar lo aplaudió de pie. Había estado muy cerca de uno de os escritores más importantes del siglo XX y de la literatura universal y esto renovaba mi pasión por las letras Por entonces, yo estudiaba arte en MEEBA y en especial escultura con Antonio Devoto. A metros del lugar donde daba su conferencia Borges, solía exponer mis carteras artesanales de cuero, junto a otros artesanos amigos. Era una época en la que se vivía la cultura en todos los rincones. La gloriosa época de los grandes que por entonces se hacían conocer en las galerías, como Pérez Célis, Azcárate, Antonio Pujía, o Carpani, a quienes conocí en diversas muestras de arte de Capital Federal.// Llevaré en mi retina para siempre, ese salón en penumbras, con una luz central iluminando a Borges, el personaje de las letras argentinas, que decidió morir en el exterior “por la falta de respeto de los argentinos’, cuando supo de esa escabrosa foto de Alfonsín en su féretro, que difundieron sin respeto hasta en afiches.// Tal vez, ahora sea el momento apropiado para que descanse con otro ‘fervor’ en su ciudad natal. Pero esto sería el comienzo de otra lucha sin cuartel para su viuda María Kodama - cuyo apellido en japonés significa ‘eco’- a quien invitó a estudiar anglosajón en una librería, cuando ella era una adolescente de la secundaria. Con ella, iría a lugares que por esos tiempos ni imaginaba conocer, como Canadá, Estados Unidos, Chile, Irlanda, Italia, Suiza, Islandia, Francia, España, Grecia, Turquía y Japón.// Algunas consideraciones sobre la muerte de Borges Aquí amerita detenernos un instante, porque hay situaciones para reflexionar: Jorge Luis Borges, murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986 y enterrado la tarde del 18 en el cementerio Plainpalais. Lo anecdótico es que ese día, el diario a Nación de Argentina, difundía una carta de Norah, expresando que se había enterado por los diarios que su hermano había muerto en Ginebra, ‘lejos de nosotros y de muchos amigos, de una enfermedad terrible que no sabíamos que tuviera.’// Continuaba la misiva expresando que le extrañaba mucho que ‘su última voluntad fuera ser enterrado ahí, ya que siempre quiso estar con sus antepasados y con nuestra madre en La Recoleta’.// Además, en 1976, Borges le había confesado a su gran amigo Bioy Casares, su deseo de ser enterrado junto a los suyos ‘en la Recoleta’, pero ningún testimonio legal impedía su entierro en otro lugar, aunque en el poema ‘La Recoleta’, llama de manera irrefutable al cementerio, ‘el lugar de mi ceniza’. // Hay mucho más para decir sobre este tema. Testimonios sobre un pedido de cremación, narraciones periodísticas que hablan de cómo esta solicitud desapareció, diversas calificaciones y controversias por la lápida que tiene la inscripción en piedra ‘De UIrica a Javier Otároa’ por las sagas islandesas y anglosajonas que compartieron Kodama y Borges, cuando él en otro poema había pedido para su tumba ‘las dos abstractas fechas y el olvido’. // Tal vez lo más contemporáneo sean los intentos de repatriación del escritor, que arrancó de Miguel de Torre, uno de los sobrinos de Borges y años después, de una diputada con el respaldo del Presidente de la Sociedad Argentina de Escritores, Alejandro Vaccaro con quien María Kodama tiene algunos litigios.// De esta manera, Borges puede descansar en paz en Plainpalais, al menos hasta 2085, fecha en que finalizan los 99 años en que la municipalidad de Ginebra cedió gratuitamente el espacio a su viuda, salvo que en el camino, alguien pueda retomar este tema y se puedan expatriar sus restos a Argentina.// Utopía 1 Pero pienso en otro sitio, a buen resguardo con mi alma bohemia. Se me ocurre que puede descansar por varios 99 años a la par de su sobrino nieto, Juan Crisóstomo Lafinur, cerca del laberinto que se construyó en su honor y fue como una señal a fuego en sus letras, teniendo por testigo nada más que los cerros, las aves, la voz de los poetas y viajeros que pueblan el Museo y las verbenas encendidas, junto a la misma lápida que tiene en Ginebra. Pienso en las veces que hablé con ella, su manera de agradecer tanto afecto cuando llega a San Luis, de qué manera defiende cada línea escrita por Borges y con cuanta pasión habla de ese hombre que la eclipsó cuando ni sabía el significado de ‘Two English Poems’. Es la que defiende el legado de su único esposo contra viento y marea, sin interesarle a quienes deberá enfrentar, para salvaguardar sus convicciones y herencia literaria. Entre tantas controversias, para las que Kodama siempre tiene una explicación razonable, quizá esta es la más popular. // La obra ‘Borges y México’, fue presentada a fines de 2012 en el DF. Reúne 30 ensayos acerca del escritor argentino y una antología con 12 obras. Por error, la escritora Elena Poniatowska le atribuyó el poema "Instantes" de la estadounidense Nadine Stair, que aparece en una antología de Editorial Bandan de Nueva York. María Kodama, consideró por otro lado que este poema, ‘es un mal ejemplo para la juventud ya que Borges jamás se arrepintió de su vida y jugaba a que si existía la reencarnación, volvería a ser escritor’. Este libro que se retiró de la venta ni bien se presentó y se reditará con arreglos, menciona además el poema ‘Remordimiento’, dictado a María, tres días después de morir su madre y dos años más delante de una entrevista en que lo cita la escritora Elena Poniatowska. // Tal vez, ella la mujer que lo acompañó tanto tiempo, la mujer que fue en cierta forma la luz de sus ojos y piensa ‘vivir doscientos años’, desea preservar su muerte en un sitio alejado de oropeles y en la intimidad de un sepulcro sin ostentaciones, porque su eternidad se ha construido con el valor inconmensurable de su obra y esos misterios //siempre latentes. El a ella Borges y María Kodama (web) Entre María y Jorge Luis Borges, solo se trasluce el amor, si sabemos leer sin la vara de la diatriba. Un amor que dolía en el interior, que desde su inicio, se evidenciaba en las únicas formas que un poeta puede exteriorizar como cuando en el poema ‘El amenazado’ de ‘El oro de los tigres’ de 1972, le expresa ‘Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo…//El nombre de una mujer me delata.// Me duele una mujer en todo el cuerpo’// Le dedicó intensos párrafos como en ‘El enamorado’ al decirle ‘solo tú eres. Tú, mi desventura. Y mi ventura, inagotable y pura’.// Según el escritor Rolando Costa Picazo, integrante de la Fundación Borges y jurado en el certamen Internacional de la Poesía ‘Lafinur’, el amor de Jorge Luis Borges y María Kodama, está también en "Ulrica", en todos los poemas sobre Islandia, país que recorrieron y amaron juntos. Subyace en "La cierva blanca", y en "El Oriente", y en "Las causas". Y cierra "Elegía del recuerdo imposible": ‘Qué no daría yo por la memoria/ De qué me hubieras dicho que me querías/ Y de no haber dormido hasta la aurora,/ Desgarrado y feliz.’/ Hay muchos textos más, hasta que empieza a nombrarla y en una oportunidad este escritor, le oyó decir a Borges que ‘Cuando algo termina, algo más empieza’. . Es que con la entrada de María en su vida, todo lo anterior ha terminado: ella empieza el último capítulo feliz, el definitivo.// Un amor que no debe ser explicado. Un amor se siente, se escapa por los ojos. Se exterioriza con códigos secretos cuando no logra salir a la luz. Un amor no necesita justificativos. Y este, fue y es un amor que no precisa ser aceptado por un mundo que se muestra hostil en algunos aspectos. Un amor ilimitado, sin edades, confesado en poemas, diferente y expuesto, a pesar de querer preservarse de toda mirada crítica. // Ella a él Borges y María Kodama (web) Hubo varios textos de María en el que definía su amor por Borges No obstante en el Catálogo de la Exposición ‘De Borges a María Kodama’, Centro Cultural Recoleta del 30 de noviembre al 24 de diciembre de 1995, está lo que considero más bello y concreto que le escribiera a su amado. Se puede leer completo en www.fundacionborges.com // En uno de los párrafos, María habla de ‘nuestra decantada relación, que fue pasando a través del tiempo por distintas facetas, hasta culminar en el amor que nos habitaba mucho, antes de que usted me lo dijera, mucho antes de que yo tuviera conciencia de mis sentimientos fue pasión’. Y continuaba con ‘ese amor que, revelado, fue pasión insaciable para colmar el sentimiento vago, indescifrable que experimenté por usted siendo niña, cuando alguien me tradujo un poema dedicado a una mujer a la que amó, años antes de que yo naciera’. // Aproximación de los versos I can give you my loneliness, my darkness, the hunger of my heart;/ I am trying to bribe you with uncertainty, with danger, with defeat./ Te puedo dar mi soledad, mi oscuridad, el hambre de mi corazón;/ Estoy tratando de sobornar con incertidumbre, con peligro, con derrota./ Por siempre, para siempre y un día María Kodama continúa en el mismo texto diciendo ‘Ese amor del que fue dejando trazas a lo largo de sus libros, sin decírmelo, hasta que me lo reveló en Islandia. Ese amor protegido, como en la ‘Völsunga Saga’, por un mágico círculo de fuego, cuyo resplandor nos ocultaba de las miradas indiscretas, para poder ser Ulrica y Javier Otárola, nombres que elegí, de todos los que nos dábamos, para grabarlos en la estela de piedra que señala el punto desde el que su alma entró en el Gran Mar, como llamaban a la muerte los florentinos; pero que, a la vez, relata nuestro encuentro.// Aunque parezca una paradoja, la muerte y la vida no son signos opuestos, sino que son un solo fluir, y el vínculo entre el ser que parte y el que queda es el amor. // Por eso, cuando me trajeron el proyecto para hacer una exposición de pintura inspirada en las obras que usted me dedicó, sentí temor de esa materialización que sus palabras sufrirían al convertirse en motivo de inspiración para otros creadores. Sin embargo, reflexioné en la intensidad de los momentos que vivíamos en los museos, a lo largo y a lo ancho del mundo, y pensé que esa podía ser una maravillosa alquimia que exaltaría el Amor buscado a tientas por dos almas aún sin nombres, que fueron, son y seguirán siendo un hombre y una mujer, Tristán e Isolda, Dante y Beatriz, Frida Kahlo y Rivera, Ulrica y Javier Otárola, poco importa cómo se llamen, si en el encuentro sienten que se pertenecen con esa llama de pasión inextinguible que no se consume, sino que da fuerzas para sentir que, aun en el infierno, como Paolo y Francesca, ese castigo no es terrible porque lo comparten. // Hasta el infierno es ilusorio, como es ilusorio el mundo, para los que se aman, porque sólo ellos existen. // Esa dinastía que no se hereda ni se compra es un desafío y un don que debe preservarse a lo largo del tiempo de nuestra vida y más allá aún, a través de los siglos, por la magia del arte.// Desde el centro de nuestro jardín secreto se alza esa llama que pertenece a la dinastía de los amantes. A partir del encuentro, gracias al acordado movimiento de los astros, o al azar, según queramos, sigue construyéndose esa invisible cadena que, transmutada en arte o por el simple hecho de existir, hará que las nuevas generaciones sigan creyendo en la armonía del mundo, a pesar de todo. // Esa llama que espero sea como un faro cuya luz alcance el inimaginable confín del universo, para que si algo, de alguna forma, persiste del alma humana, le llegue y sienta que esa llama, hecha de amor, de lealtad, de pasión, que una vez compartimos, sigue viva en mí para usted "for ever, and ever... and a day".// El arte y la literatura nos unen El milagro de las letras une, cuando las distancias son enormes y reunimos en un mismo texto a personas que se vinculan entre sí, aunque vivieron en diferentes latitudes y escenarios.// Norah Borges, cuyo nacimiento hoy recordamos, porque compartimos ese amor por el arte; Jorge Luis Borges que conocí hace años, sobrino nieto de Juan Crisóstomo Lafinur a quien pude homenajear organizando el 1° Certamen Internacional de la Poesía que llevó su nombre y recibió más de 700 trabajos de poetas de todo el mundo de habla hispana en San Luis, Argentina; María Kodama que acepta mis entrevistas con amabilidad aunque son espaciadas. Es quien me pide tomar fotos con su cámara digital propia, tal vez para asegurarse de conservar los momentos más gratos. La autora de esta nota con María Kodama Enero de 2013 con María Kodama Con algunos escritores de diversas agrupaciones literarias de Merlo y San Luis y como cada año, recordamos a Juan Crisóstomo Lafinur, pariente de Borges, en el Museo Internacional de la Poesía manuscrita. Es único por sus características y se erigió para homenajear al poeta nacido en La Carolina y cuyos restos fueron repatriados desde Chile, durante la gestión del Dr. Alberto Rodríguez Saá. Al inaugurarse, nos entregaron a varios escritores, el certificado de ‘Socios Fundadores’ y en el solemne acto, se anunció que María Kodama sería su madrina. Este rol lo cumple con perseverancia y cada año regresa al pequeño pueblo minero ubicado a pocos kilómetros de la ciudad Capital con un paisaje serrano que maravilla a los turistas que lo visitan. Interior del Museo de la Poesía Después de una jornada con rondas poéticas, guitarras, presentación de un libro del Grupo Arcadia de Villa Mercedes que preside el joven poeta Darío Oliva, se comenzó con el acto que tenía por objetivo hacer conocer la ‘Antología del 1° Certamen Internacional de la Poesía Lafinur’ que diseñé para que trascendiera su nombre en el mundo. Hay breves palabras de agradecimiento y amerita también reconocer el trabajo realizado por el Profesor José Villegas, que le dio vuelo a la idea, concretando su realización y el 28.01.11 se entregaron los premios. La Antología, perpetúa los poemas premiados, tal cual se consignó en las bases del certamen Los premiados: 1° Premio: “Animalidad”. Seudónimo: Carla. Corresponde a Claudia Mabel Capel, Capital Federal. 2° Premio: “Trébol y Esperanza”. Seudónimo: Gabriela Andrade. Corresponde a Elisa María Salzmann Provincia de Buenos Aires. 3° Premio: “Fantasmata”. Seudónimo: Oliver Dehors. Corresponde a Carmen Iriondo, Menciones Especiales 1° Mención: “Panorama Ciego”. Seudónimo: Leopoldo Reyna. Corresponde a Elvira Alejandra Quintero Hincapié (Colombia), Bahía Blanca. 2° Mención: “Wisteria”. Seudónimo: Blanca Andrada.Corresponde a Ana Lafferranderie (Uruguay). 3° Mención: “Un Portal de Ovejas”. Seudónimo: Lulock. Corresponde a Alejandro Castro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El jurado Rolando Costa Picazo: Profesor consulto titular de Literatura Norteamericana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, y miembro de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges./ Fernando Sánchez Zinny: escritor, docente y periodista de “La Nación”, miembro de la Fundación Argentina para la Poesía./ Santiago Sylvester, poeta, narrador, abogado, redactor de la Revista “Estaciones” de Madrid./ Utopía 2 En pocas líneas, he intentado reunir algunos conceptos y si de partidas hablamos, alguna vez me atreví a decir que quisiera ser sepultada allí, en La Carolina, cerca de Lafinur con una simple cruz de madera sin fechas, que lleve mi nombre con la leyenda ‘Amé, rece, fui feliz, sufrí, reí, lloré, dancé, pinté, canté, hice docencia, me preservé en cuatro hijos, escribí, viví y partí, nada más puedo pedir’. Y cada 24 de septiembre, hacer un encuentro de poetas, porque si, porque no podría honrar mi propia vida. Alguien lo rechazó y yo lo había elegido para ese instante de despedida. // Por esto aunque suene extraño, yo comprendo ahora a María Kodama, la mujer de cabello lacio con un mechón distintivo, la mujer que no imagino enojada, la mujer que amó y recuerda más allá de toda palabra y gesto terrenal. María Kodama ‘eco’ de su propio amor.// Texto: María Evelia Pérez Nicotra SAN LUIS, lunes 4 de marzo de 2013 Foto: Píndaro en el Museo de la Poesía, La Carolina, San Luis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario