Translate

sábado, 7 de enero de 2012

Ausencia


Aquí vuelvo a recordarte
Cuando exorcizo mi noche-miedo
En poemas desgranados
Y soy yo, a partir de los recuerdos
Que vienen a mí,
Sin pedir permiso.
Como vino tu oscuridad
Sin anunciarse siquiera…

Que el tiempo cicatriza heridas
Es una burda mentira.
Todo alrededor
Es trino, agua y vida
Pero no estás
En ninguna molécula del aire.
Ni en los pasacalles del cumpleaños,
Ni en la mesa servida,
Ni en las horas cotidianas
Ni en mi almohada vacía.

Eres esa sombra que me sigue
Oculta, quieta, silenciosa
Y a la vez, desconsolada…

El estallido del sol me abraza
Como en la lejana boda
Y la noche habitada de libélulas
Me regresa a vos una y mil veces.

Escribo interminables poemas
Como si pudieras leerlos,
Como si lograras volver
El tiempo atrás
Y hacer nuestras vidas un poco
Más placentera.

Un nuevo día ha caído en el horizonte
De mis imperceptibles sueños
Nada hay adelante para mí
Y me sostienen las ternuras compartidas
Todo seguirá igual
Ni bien
Abra mis ojos


Los trinos de la mañana
Me llamarán a un nuevo día
Y como hace años, no estás a mi lado
Pero si en mí
Intangible, inamovible
Y eternamente mío.



De ‘Alguna vez, la vida’
Imagen: óleo 'La espera' Raquel Sarangello
8.1.12… a las 3.30 am

No hay comentarios:

Publicar un comentario